jueves, 7 de enero de 2016

Provincias Rebeldes y Ateas

Desde la página Actuall nos llegan excelentes noticias, tanto vascos como catalanes avanzan en la descolonización de sus mentes, liberándose de las ataduras de las anacrónicas, misóginas y antropocentristas creencias judeo-cristianas.

Leed y regociajaos:

El nacionalismo que mata la fe: el erial religioso de Cataluña y País Vasco

Tras décadas de nacionalismo, en Cataluña sólo una de cada cinco bodas es religiosa y poco más del 20% de los alumnos cursa Religión Católica. Por su parte, el País Vasco se ha quedado apenas sin vocaciones, cuando antaño era cuna de misioneros y santos.
Javier Lozano
El independentismo arrasa allá por donde pasa. Absorbe y exprime todo lo que llega a su alcance. Empieza por la política y sigue con la cultura, la educación e incluso el deporte. Tampoco el aspecto espiritual escapa de sus garras.

Desde hace décadas las iglesias de Cataluña o País Vasco se han vaciado a la misma velocidad que la ideología nacionalista entraba en ellas. Paulatinamente, la causa nacionalista era más defendida desde un templo que desde los propios parlamentos. De aquellos polvos llegan ahora estos lodos.

El desafío separatista en Cataluña ha mostrado un panorama desolador para muchos católicos. Numerosas iglesias catalanas, con la connivencia de sus párrocos, muestran orgullosas en sus campanarios las banderas independentistas.

De la cruz han pasado a la estelada. Este posicionamiento tan evidente ha provocado la confusión de los fieles que tras años de propaganda han sucumbido a la ideología nacionalista y han cambiado a Dios por otro dios, la hipotética patria catalana. Otros muchos han dejado la iglesia y sólo una pequeña parte resiste contra viento y marea.
El erial de Cataluña y País Vasco

El virus del nacionalismo ha dejado un erial en las iglesias que se han visto infectadas por él. Los datos son contundentes y ponen de manifiesto una cosa: que Cataluña y País Vasco encabezan todas las estadísticas en cuanto a secularización. Son, con mucha diferencia, las regiones españolas menos cristianas. Curiosamente, ambas eran hasta hace más bien poco cuna de numerosos misioneros y grandes santos.

Ambas son las dos comunidades en las que menos personas se declaran católicas, las que menor porcentaje tienen en matriculación en la asignatura de Religión, en las que menos bodas canónicas hay y las que menos marcan la equis en favor de la Iglesia en la Declaración de la Renta.

Según los datos del CIS, en torno al 70% de los españoles se declara abiertamente católico. Sin embargo, existen grandes diferencias entre comunidades. Mientras que en Murcia, Canarias, Aragón, Galicia, Extremadura o Castilla-La Mancha el porcentaje supera el 80%, en el lado opuesto aparecen País Vasco (58,6%) y Cataluña (60,7%), precisamente las dos regiones con mayor implantación del nacionalismo.

Continúa...


Por ahí va a ir cambiando la intención de voto hacia los partidos conservadores como el PNV, UPN, PP o  CiU. La religión está dejando de ser una de las herramientas con las que la metrópolis controla a las naciones subyugadas. 

Contamínense del virus, contagien a sus vecinos, que se convierta en epidemia humanista y libertaria.




°