miércoles, 2 de febrero de 2005

Dicen No a Propuesta de Ibarretxe

Pero no es ninguna sorpresa, eso ya lo sabíamos todos.

Aquí esta la nota de La Jornada con respecto a la manera en que algunos se aferran a su mentalidad colonialista y dicen no al deseo de un pueblo a su libertad:



Califica Rodríguez Zapatero de "inconstitucional" la iniciativa del gobernante de Euskadi

Armando G. Tejeda

Tras casi ocho horas de debate, el Parlamento español rechazó por mayoría abrumadora el plan del presidente del gobierno vasco, el nacionalista moderado Juan José Ibarretxe, quien propone convertir al País Vasco en una región "libremente asociada" al Estado español.

El lehendakari lamentó el "portazo" de las principales fuerzas parlamentarias españolas, pero advirtió que convocará en el País Vasco, en los próximos meses, a referendo sobre su propuesta, pese a que la Constitución española no prevé una consulta de este tipo. "Seguiré adelante y daré voz al pueblo vasco", desafió Ibarretxe.

La de este martes fue una sesión histórica del Congreso de los Diputados, ya que por primera vez se cedió la tribuna a un presidente autonómico para solicitar oficial y públicamente la apertura de negociación para modificar las normas de convivencia entre Euskadi y el Estado español, fijadas en el Estatuto de Gernika, en 1979.

El presidente vasco viajó a Madrid en compañía de una nutrida comitiva del Parlamento regional y de representantes de los partidos políticos que apoyan a su gobierno: el Partido Nacionalista Vasco, Eusko Alkartasuna e Izquierda Unida-Esker Batua.

La presencia de las autoridades vascas en la capital española estuvo precedida de una campaña de descalificación del documento conocido como Plan Ibarretxe, que insta a las instituciones del Estado a reconocer el "derecho del pu eblo vasco a decidir su futuro", que consistiría en adoptar la condición de "Estado libre asociado".

A pesar del largo debate, los partidos políticos no modificaron su postura inicial, por lo que al final de la sesión se formalizó, como se esperaba, el rechazo de la Cámara a la iniciativa: de 344 diputados presentes, 313 votaro n en contra, 29 en favor y hubo dos abstenciones.

Dijeron "no" al plan los legisladores del gobernante Partido Socialista Obrero Español, el opositor Partido Popular (PP), Izquierda Unida y dos formaciones regionalistas, los minoritarios de Coalición Canaria y la Chunta Aragonesista.

Unicamente 29 parlamentarios apoyaron a Ibarretxe, todos ellos de formaciones nacionalistas de Cataluña, País Vasco, Navarra y Galicia, mientras que dos diputados de Izquierda Verde de Cataluña se abstuvieron.

Ante una sala de plenos abarrotada de periodistas e invitados especiales, Ibarretxe dijo que su presencia ahí se debía a un reclamo del Congreso vasco, que decidió por mayoría absoluta, el pasado 30 de diciembre, tramitar el pl an soberanista.

El lehendakari empezó su discurso con la advertencia de que el debate no era tal, ya que no había posibilidad de réplica y a que se había "pactado" previamente el rechazo, en alusión al acuerdo entre el jefe del go bierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder opositor Mariano Rajoy, del conservador PP, para bloquear la propuesta de autogobierno y reforma del Estatuto.

Ibarretxe aseguró que su iniciativa pretende resolver un problema que se remonta al siglo XIX, por lo que negó que éste tuviera su origen en la existencia del grupo armado vasco ETA.

"No hay que confundir lo que es el problema político de relación entre Euskadi y España, muy anterior a la existencia de la bárbara e inhumana de ETA", afirmó.

Es legítimo, dijo, que el pueblo vasco pueda ejercer "nuestro derecho a decidir, no en clave de ruptura, sino en clave de convivencia. El nuevo estatuto no habla en términos de romper, sino de convivir, no en términos de imposici&oacut e;n, sino en términos de libre asociación."

El presidente vasco, blanco de insultos durante el debate por legisladores del derechista PP, sostuvo que "en el siglo XXI los proyectos de convivencia están basado en la libre asociación, no en la imposición. Euskadi no es una parte s ubordinada del Estado español. Quiero decirlo con toda claridad aquí como representante del Parlamento vasco. El Estado español será un proyecto en común sólo si las partes que lo componemos así lo queremos" .

Asimismo, aseguró que su propuesta cumple con "todos los requisitos legales", y representa una "oportunidad histórica para abrir la puerta a la solución del problema vasco. Por eso vengo a ofrecer la mano tendida de la sociedad vasca p ara negociar un nuevo marco de convivencia con España para el siglo XXI"

Advirtió: "No desaprovechen esta oportunidad dando un portazo a la propuesta que por mayoría absoluta ha aprobado el Parlamento vasco. No rechacen el diálogo y la negociación. No desaprovechemos esta oportunidad históric a que hoy tenemos, porque tenemos la posibilidad de solucionar, de encarar un problema de convivencia que está vigente desde el siglo XIX".

Ibarretxe recriminó entonces a Rodríguez Zapatero y a Rajoy haber pactado previamente la votación de rechazo a la propuesta, cuando "en esta tribuna está el representante de un pueblo pacífico y civilizado que viene a ped ir diálogo y respeto a la decisión democrática de sus ciudadanos".

"Ustedes ya han pactado negárselo; es-tán en su derecho, pero tendrán que explicar a todos los ciudadanos vascos que ustedes dos ya han pactado cómo será nuestro futuro y que de nada servirá la decisión demo crática que los vascos puedan expresar", dijo, para anunciar acto seguido que convocará un referendo sobre ese asunto.

El propio Rodríguez Zapatero contestó a Ibarretxe: "si vivimos juntos, juntos debemos decidir. Esa es la expresión de una profunda convicción democrática y esta idea expresa la posición del gobierno ante el debate que nos trae aquí".

Pretender enfrentar legitimidades "es un juego falso. Si eso fuese así, no habría democracia ni libertad", dijo, y calificó la iniciativa de Ibarretxe de inconstitucional.

"Mi concepción de España -dijo el gobernante- es la de la España constitucional, no sólo porque sea garantía de unidad sino, ante todo, porque es garantía de libertad y de convivencia. Mi concepción de Esp aña es la de una España plural, que reconoce las identidades de sus pueblos; identidades demasiadas veces negadas en la historia; identidades a veces humilladas en la historia; identidades que tienen derecho a ser construidas para convivir".

El mandatario español propuso entonces un diálogo para debatir una eventual reforma del Estatuto de Autonomía.

Rodríguez Zapatero también rechazó la propuesta de Rajoy, líder del principal partido de la oposición, pero en tono mucho más duro, al vincular inclusive a Ibarretxe con ETA, tras asegurar que él y su entorno "no buscan diálogo, sino el acatamiento, no reclaman debate sino la claudicación, por lo que traen el certificado de defunción de nuestras normas de convivencia y pretenden que pactemos el tipo de entierro".

"ETA es la inspiradora del proyecto que otros han puesto por escrito", insistió el líder del PP, que cuando era gobierno amenazó con la cárcel a Ibarretxe si intentaba realizar una votación sobre el tema.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario