jueves, 29 de abril de 2004

Dicen No a Aznar en Georgetown

Hoy en Euskal Kultura:


Vascos norteamericanos protestan por la incorporación en otoño de Aznar a Georgetown y le acusan de violar las libertades civiles en el País Vasco

La International Basque Organization for Human Rights (IBO), organización norteamericana de defensa de los derechos civiles, se ha dirigido a la Universidad de Georgetown para manifestarle su preocupación ante la contratación del ex presidente español como experto en Política Internacional. IBO acusa a Aznar de ser responsable de numerosas violaciones de derechos humanos y civiles en el País Vasco y señala que bajo su mandato se han producido manipulación y censura de prensa, el cierre de diarios, así como casos constatados de torturas a ciudadanos vascos y se pregunta si es este modo de hacer política el que Georgetown quiere mostrar a sus estudiantes.

IBO (International Basque Organization for Human Rights), organización de defensa de los derechos individuales y colectivos de los vascos, con base en California, ha hecho público un comunicado en el que señala su preocupación ante el hecho de que la Universidad de Georgetown anunciara que José María Aznar guiará durante el semestre de otoño de este año seminarios sobre Política Europea y Economía, y que esta misma universidad jesuita galardonó el pasado enero al entonces presidente español con la Medalla de Honor de la entidad, que ha de concedida "por servicio y dedicación a los fines y objetivos de la Universidad".

Estimando que José María Aznar no cumple esas condiciones, IBO promueve el envío de e-mails y misivas a John DeGioia, presidente de la Universidad, al objeto de manifestar extrañeza y preocupación por acoger como profesor al ex mandatario español, dado que "el señor Aznar y su partido político, el Partido Popular, han sido responsables de reiteradas violaciones de los derechos humanos y civiles en el País Vasco. La manipulación y censura de prensa han sido indisimulada y frecuentemente utilizadas bajo el mandato del señor Aznar, por lo que deseamos llamar su atención sobre estas cuestiones de modo que caiga en la cuenta de cuál es la manera de hacer política que el señor Aznar enseñará ante estudiantes y profesores en la Universidad".

La entidad vasco norteamericana destaca, entre otros abusos alentados o llevados a cabo bajo la responsabilidad política de José María Aznar, la clausura del único diario publicado en el País Vasco en lengua vasca "bajo la falsa acusación de que había sido fundado con dinero proveniente de la organización separatista ETA", el arresto y la tortura física de su director, Martxelo Otamendi, a manos de la Guardia Civil, señalando que las denuncias de Otamendi fueron respaldadas por un reciente informe del inspector especial de las Naciones Unidas contra la Tortura, señor Theo van Boven, informe contra el que reaccionó agresivamente el gobierno del señor Aznar.

Argumenta IBO que gobiernos o representantes de gobiernos vinculados a la represión de la libertad de expresión y la tortura no deberían tener la posibilidad de enseñar a futuros políticos, diplomáticos o agentes al servicio de la comunidad. IBO recuerda asimismo el apoyo y la responsabilidad de Aznar en el cierre de otros dos medios de prensa y la ilegalización de tres partidos políticos de izquierda.

IBO se declara independiente y no vinculada a partido político alguno y se muestra absolutamente contraria al uso de la violencia en el País Vasco, sea quien sea quien la practique, al tiempo que apoya el derecho de todos los puntos de vista a ser escuchados si es que se desea resolver el conflicto entre el País Vasco y el gobierno español. Señala en ese punto la incongruencia del señor Aznar que, mientras pregona soluciones dialogadas en el caso de israelíes y palestinos, rechaza cualquier atisbo de negociación en el caso vasco.

Continúa recordando la antigüedad del Pueblo Vasco en Europa y los ataques que su lengua y su cultura han sufrido desde épocas remotas hasta el propio bombardeo de Gernika y la época del general Franco. Sostiene que personas como José María Aznar siempre han pretendido que el conflicto vasco quedara reducido a un conflicto interno de España, de manera que la comunidad internacional no interfiriera. "Si la Universidad permite al señor Aznar impartir clase, él seguirá minimizando el conflicto en el País Vasco y negando incluso, como hace, que exista conflicto histórico o político vasco alguno".

La carta concluye recordando al presidente de la Universidad de Georgetown el carácter de institución jesuita de la institución académica y el carácter de euskaldunes de dos de las principales figuras de la Compañía de Jesús, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, si bien sus nombres llegan hasta nosotros como 'españoles' y no por error, sino intencionadamente, puesto que una práctica y objetivo principal de la política española ha sido el negar y ocultar el origen y las características culturales diferenciadas de los vascos. Creemos que una organización jesuítica --finaliza la misiva-- debería hacer todo lo posible por no favorecer la distorsión de la situación vasca que realiza y presenta el señor Aznar y evitar que los puntos de vista culturales y políticos vascos no se falsean con la colaboración de una entidad de la Compañía de Jesús.





.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario