sábado, 9 de marzo de 2002

Continúa Represión Contra Segi

En esta nota publicada por La Jornada encontramos dos aspectos acerca de como se violentan los derechos de la ciudadanía vasca. En la primera parte de la nota se le da seguimiento a la ofensiva represiva en contra de las organizaciones juveniles vascas en lo que respecta al caso Segi. En la segunda parte se aprecia como el Memorial en favor de la autodeterminación del pueblo vasco emitido en Idaho va a contrapelo con la política estadounidense en lo que respecta a Euskal Herria, con las autoridades de Washington y Madrid implementando un nuevo mantra para que sea distribuido por los consorcios noticiosos, una inexistente relación entre Al Qaeda y ETA:

Los vinculan con la organización juvenil Segi; les imputan 46 acciones violentas

Detenidos 11 nacionalistas vascos en operativo contra ETA

Armando G. Tejeda

Madrid, 8 de marzo. La policía nacional española detuvo esta madrugada a 11 militantes nacionalistas durante un operativo contra la organización separatista vasca ETA en las ciudades de Bilbao, Vitoria, San Sebastián y Navarra, acusados de daños a bienes públicos y privados.

El dispositivo policial se enmarca en una serie de acciones emprendidas en 1998 por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón contra el entramado del grupo armado.

Todos los detenidos son menores de 25 años, tienen vínculos con la organización juvenil Segi, la sucesora de Haika-Jarrai, ilegalizada por Garzón recientemente, que aglutina a los más jóvenes del llamado Movimiento Nacional para la Liberación Vasca (MNLV).

El magistrado imputó a los jóvenes radicales los delitos de pertenencia a banda armada e inducción a la ejecución de 46 actos de violencia callejera valorados en unos 17 millones de dólares.

En el operativo participaron alrededor de 200 agentes, que también registraron varias sedes de agrupaciones políticos y sociales vinculadas a la izquierda separatista vasca, como los locales de Segi, del partido independentista Batasuna y las herrikos tabernas, (bares nacionalistas).

Los detenidos, de acuerdo Garzón, dirigían las acciones de Segi y formaban tandems de apoyo a ETA, por lo que también se registraron al menos 22 viviendas relacionadas con los arrestados, donde los agentes decomisaron material diverso. El ministro del Interior español, Mariano Rajoy, señaló que Segi genera una cantera que nutre a las filas de los propios comandos de la organización separatista.

Este operativo es el octavo que ordena Garzón desde 1998 contra el llamado entorno del grupo armado, en el que incluye a la coalición abertzale Batasuna, el considerado brazo político de ETA, así como organizaciones de familiares de los presos, de abogados, empresas y los llamados núcleos juveniles.

Estos procesos forman parte del sumario con el que Garzón, en coordinación con el gobierno español de José María Aznar, pretende desmantelar la estructura financiera y de grupos satélites del grupo armado.

Como consecuencia de estas actuaciones judiciales han sido detenidas más de 100 personas e ilegalizadas al menos cinco organizaciones vinculadas con los nacionalistas radicales, entre ellos los 13 dirigentes de Gestoras pro Amnistía, de Xaki, considerado el aparato de relaciones internacionales, así como dirigentes de Batasuna como Xabier Alegría, miembros de Ekin, que en el sumario consta como el aparato político de ETA.

Muchos de los detenidos han sido puestos en libertad bajo fianza después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rechazó las tesis de Garzón al considerar que no ha quedado probada la vinculación directa con ETA.

De otro lado, España y Estados Unidos reiteraron su intención de seguir impulsando la lucha antiterrorista en el marco de las Naciones Unidas, luego de una reunión entre el secretario español de Estado, Pedro Morenis, y el coordinador antiterrorista del Departamento estadunidense de Estado, Francis X. Taylor, celebrada en Madrid.

Morenis y Taylor analizaron diferentes aspectos prioritarios de las acciones antiterroristas, como la mutua asistencia en la investigación, persecución y detención de organizaciones y elementos terroristas que conspiren con el fin de poner en peligro la seguridad, con especial referencia al terrorismo dirigido por Al Qaeda y ETA.

Esas redadas de madrugada están diseñadas para crear el mayor terror posible en la población civil. Para que quede claro, Madrid está recurriendo a tácticas que se pueden considerar dentro de un diseño de "guerra sucia" o terrorismo de estado.

Un apunte más, el corresponsal Armando G. Tejeda se notó un poco flojo con su titular, el operativo no fue contra ETA, fue en contra de personas a las que se relaciona con Segi. Lo último que podemos hacer es comprar las tesis de Madrid en lo que respecta a la lucha por la autodeterminación del pueblo vasco.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario