lunes, 11 de enero de 2016

Powell y la Justicia Transicional

Y mientras "los duros" utilizan la página de La Haine para hacer el trabajo sucio que por lo general corresponde a gentuza como Federico Jiménez Losantos o a Eduardo Inda, desde el ámbito internacional se habla de aprovechar la experiencia de la negociación entre las FARC (a quienes "los duros" ya deben considerar unos pusilánimes traidores vendidos) y el régimen colombiano.

Al respecto, les compartimos esta nota publicada en Naiz:

Jonathan Powell: «El acuerdo de justicia de Colombia servirá de precedente en otros conflictos»

Jonathan Powell, exjefe del Ejecutivo de Tony Blair, firmante de la Declaración de Aiete y asesor en las negociaciones de paz de Colombia, ha defendido que el acuerdo de justicia transicional alcanzado entre el Gobierno colombiano y las FARC «servirá de precedente» en otros conflictos.
«El acuerdo de justicia transicional alcanzado en Colombia es pionero en el mundo y será ejemplo en otras negociaciones a la hora de balancear paz y justicia», ha afirmado el exjefe del Ejecutivo británico de Tony Blair, Jonathan Powell.

Powell es uno de los firmantes de la Declaración de Aiete y tuvo un peso específico en las conversaciones del norte de Irlanda. Ahora es asesor internacional en las conversaciones de La Habana entre las FARC y el Gobierno de Juan Manuel Santos.

En una entrevista concedida a El Tiempo, Powell afirma que «el Gobierno ha tenido que ponderar su deber de satisfacer los derechos de las víctimas, y su obligación de prevenir que haya nuevas víctimas, a través de la terminación del conflicto». A ello, ha añadido que «no es un acuerdo perfecto, pero va a ser el precedente para otros procesos de paz en el resto del mundo sobre cómo balancear paz y justicia».

Asimismo, Powell subraya que la base del éxito de las negociaciones es que ambas partes «estudiaron anteriores procesos de paz para evitar cometer errores».

En cuanto a la participación extranjera en el tribunal de justicia que se creará, ha recordado que los británicos se opusieron a la participación de la comunidad internacional en el conflicto irlandés, pero que finalmente cambiaron de opinión, lo que «permitió facilitar el logro de una solución que fuera percibida como justa por ambas partes y por lo tanto más sostenible».

En cuanto al proceso de Euskal Herria, Powell señala que el acuerdo entre ETA y el Gobierno español en 2006 fracasó porque «las partes eran incapaces de cumplir lo acordado».





°