viernes, 8 de febrero de 2013

Realpolitik del PNV y Cinísmo del PP

Les compartimos esta nota publicada en Gara que nos muestra una magnífica radiografía de como se mueven las cosas en Gasteiz. 

Lo de Urkullu ya se veía venir, a él lo que le acomoda es responder a la oligarquía, ya sea vasca o española. También es de resaltar la actitud mamporrera de Antonio Basagoiti, que perteneciendo a una formación política directamente ligada con el franquismo insiste en exigir condenas, deslindes, desmarques, cuestionamientos, arrepentimientos y cuanticosa se le ocurre al bobalicón niñato. Si no fuese por las componendas detrás de ese pacto de silencio y colaboración que gustan llamar "la transición" el mismo Basagoiti estaría siendo juzgado hoy por apología de terrorismo de estado.

Aquí tienen la nota:


El presidente del PP de la CAV, Antonio Basagoiti, insistió ayer en que su partido no participará en la Ponencia de Paz y Convivencia si todos no condenan a ETA. PNV y PSE están intentando dificultar el apoyo de EH Bildu.
Iñaki Iriondo
El Parlamento de Gasteiz aprobará el jueves, 14 de febrero, la creación de la Ponencia de Paz y Convivencia, en la que el PP insiste que no participará si todos sus integrantes no condenan a ETA. Desde hace dos semanas, PNV, PSE y EH Bildu tenían un acuerdo con el texto de que el Parlamento creará una Ponencia de Paz y Convivencia en el plazo de un mes. Sin embargo, en los últimos días fuentes jeltzales y del PSE están trasmitiendo su intención de incluir en el acuerdo una referencia a la ponencia de la pasada legislatura, lo que saben que dificultará el apoyo de la coalición independentista. Laura Mintegi explicó ayer que desde el PSE se lo han negado oficialmente. Pero esos movimientos existen.
El presidente del PP de la CAV, Antonio Basagoiti, se reunió ayer con el lehendakari, Iñigo Urkullu, dentro de la ronda que este ha abierto con los líderes de los partidos con representación parlamentaria. Basagoiti reconoció que en el encuentro su anfitrión le había pedido que reflexionara sobre la participación del partido en la Ponencia de Paz y Convivencia, que en el plazo de un mes echará a andar en el Parlamento de Gasteiz. Pero Antonio Basagoiti aseguró ante los medios que «el PP no va a respaldar una ponencia, se llame de paz o se llame como se llame, en la que haya gentes que nunca ha querido la paz y que le sigue sin parecer mal lo que ha hecho ETA durante tanto años».
Preguntado directamente sobre si aunque voten en contra podrían luego participar en sus trabajos, Basagoiti declaró que «o se garantiza que todos los que participen van a cuestionar el terrorismo y van a mostrar su arrepentimiento por todo lo que han hecho o el PP no estará. Y a día de hoy eso no está garantizado y a día de hoy el PP no estará».
Basagoiti sostiene que PNV y PSE le están haciendo «el juego a Batasuna». A su entender, para participar en la Ponencia «se tiene que condenar a ETA, se tiene que renegar del pasado, se tiene que estar con las víctimas del terrorismo, se tiene que arrepentir de lo que ha hecho el mundo de ETA».
El presidente del PP pidió a PSE y PNV que sean más exigentes «con el mundo de ETA, con Batasuna, con Bildu o como se llamen». Les recordó que «hay gentes como Aintzane Ezenarro, a la que echaron de su partido por poner que en esa ponencia había que cuestionar el pasado terrorista. ¿Y ahora qué? ¿Van a venir PSE y PNV a dejar mal esfuerzos que hicieron gentes como Aintzane Ezenarro?», se preguntó el líder del PP.
Cambio en el texto
La propuesta del PSE de creación de la Ponencia de Paz y Convivencia se tenía que haber aprobado en el Parlamento en su primer pleno ordinario, hace dos semanas. Pero el PSE optó por posponer el punto, dado que la sesión había resultado algo bronca por parte del PP y para facilitar su incorporación al consenso. Entonces había ya un acuerdo sobre un texto simple y que contaba con el apoyo de PSE, PNV y EH Bildu.
Sin embargo, el tiempo ha pasado, el PP no rectifica su posición y PNV y PSE están trasmitiendo que van a variar el texto del acuerdo, añadiendo que esta ponencia es continuidad de la de la legislatura pasada, en la que no participaron los actuales integrantes de EH Bildu. Esta referencia dificulta el apoyo de la coalición independentista a la aprobación de la Ponencia y eso sería precisamente lo que los impulsores del cambio están pretendiendo.
PNV y PSE cuentan con votos suficientes y parecen estar incómodos en un escenario en el que cuentan con el apoyo de EH Bildu y no con el del PP. Preferirían aparecer como cauce central en medio de dos extremos.
La portavoz de EH Bildu, Laura Mintegi, insistió ayer en que si se mantiene el texto que acordaron hace dos semanas a instancias del PSE, la coalición votará a favor. También manifestó que había pedido explicaciones al PSE sobre las noticias que hablan de cambios en el texto y que su portavoz se las había desmentido.
Sin embargo, sí es cierto que esas maniobras se están produciendo. Otra cosa será que al final, en el pleno decisivo que se celebra el jueves, lleguen a materializarse.
Aplazada la creación del grupo de control de gastos reservados
La Comisión de Seguridad aplazó ayer, a petición del PP y con el apoyo del PNV, la creación del grupo de control de los gastos reservados. Había un acuerdo general para que los cinco puestos de la comisión se repartieran entre los cinco grupos parlamentarios, pero UPyD puso su objeción a que EH Bildu, al que tachó de «no democrático», estuviera en una comisión de estas características.
La posición de UPyD impedía un acuerdo por asentimiento y exigía una votación. Entonces, Carmelo Barrio, del PP, pidió el aplazamiento para consultar con su grupo. El PSE sostuvo que no había motivo para aplazamientos y propuso su candidato para la votación. El PNV, por contra, apoyó el aplazamiento. Su portavoz, Iñigo Iturrate, se mostró favorable a la presencia de todos los grupos, aunque introdujo la apostilla de que tampoco le hace gracia que en una comisión de gastos reservados estuviera presente EH Bildu. El comentario molestó a los independentistas, que, además, pidieron que las objeciones a su presencia se presentaran por escrito y con una fundamentación jurídica. UPyD respondió que su oposición era política.
La elección de los miembros que controlarán estos gastos se hará en la próxima reunión de la comisión de Seguridad, el día 20. Los candidatos deberán contar con el apoyo de tres quintas partes de la comisión, es decir, nueve votos. El presupuesto anual de gastos reservados es de 500.000 euros.
Bakartxo Tejería accede a repetir la votación del error del PSE
La presidenta del Parlamento de Gasteiz, Bakartxo Tejería, anunció ayer que accede a repetir la votación en la que se aprobó el cambio de política penitenciaria por el error de una parlamentaria del PSE. El fallo fue de la vicepresidenta segunda de la Cámara, Blanca Roncal, que si hubiera detectado durante la votación cualquier impedimento para votar está sentada junto a la presidenta para indicárselo.
En una nota de prensa hecha pública ayer, Bakartxo Tejeria anunció que «se ha comprobado técnicamente que el resultado de la votación fue consecuencia de un error de una parlamentaria, no de una imposibilidad, y por lo tanto no cabe aplicar el artículo 95.2 del Reglamento de la Cámara. No obstante, la presidenta no está dispuesta a que haya quien ponga en duda su imparcialidad a la hora de dirigir los plenos, ni a admitir las acusaciones completamente infundadas que están realizado responsables del Grupo al que pertenece la parlamentaria que se equivocó al emitir el voto».
El error de Blanca Roncal rompió el empate que había y permitió la aprobación de una enmienda del PNV que proponía a Madrid un cambio de política penitenciaria. 
EH Bildu plantea un pleno monográfico sobre la resolución del conflicto político
El Parlamento de Gasteiz deberá celebrar en las próximas semanas un pleno monográfico sobre los pasos a dar para la resolución del conflicto político. EH Bildu registró ayer la solicitud con la firma de sus 21 parlamentarios, número que supera el quinto de la Cámara que exige el reglamento. Su portavoz, Laura Mintegi, afirmó que «ya es hora de cambiar las cosas para siempre, de hablar con respeto sobre lo ocurrido, sin insultos».
En la presentación de su iniciativa, Laura Mintegi explicó que sobre esta materia, EH Bildu hace primero un diagnóstico y después presenta un proyecto. Recordó que, como consecuencia de años de conflicto, «el sufrimiento y el dolor se ha generalizado, poniendo a toda la sociedad en la diana. Han sido las personas muertas y heridas, miles las amenazadas, torturadas, secuestradas y encarceladas. Y otras muchas personas han tenido que dejar su tierra».
EH Bildu sostiene que «las responsabilidades del conflicto son múltiples y variadas», y que en este tiempo no solo «no hemos sido capaces de desactivar todas las violencias», sino que, además, «con nuestros discursos y actitudes hemos alimentado una situación de conflicto». La coalición independentista recuerda también que los partidos «hemos estado lejos de las víctimas, de unas y de otras, hemos mirado hacia otro lado en el sufrimiento que no correspondía a nuestras posiciones políticas».
Ante esta situación, EH Bildu propone un pleno en el que se traten de buscar pasos consensuados, hablando con respeto y yendo al fondo del problema. Su propuesta se resumen en la máxima: «Ninguna violencia, ninguna imposición». Plantea, mirando al pasado, trabajar sobre la memoria, buscando la justicia y la verdad para todas las víctimas. Fijándose en el presente, Laura Mintegi remarcó la necesidad de buscar acuerdos sobre la política penitenciaria y el desarme. Y, de cara al futuro, abogó por el reconocimiento de todos los derechos individuales y colectivos, para la construcción de la convivencia.
Preguntada por la relación entre la celebración de este pleno monográfico y la Ponencia de Paz y Convivencia, Laura Mintegi respondió que el debate público puede enriquecer el contenido posterior de la ponencia, y que no lo condiciona.
Por plazos, podría ser que el pleno se celebrara antes de que arrancara la ponencia, pero EH Bildu considera que al ser un acto puntual, mientras que la ponencia tiene continuidad, ambas actuaciones institucionales perfectamente pueden convertirse en complementarias. 



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario