lunes, 11 de febrero de 2013

Abuchean al Fascismo en Gasteiz

Le fue mal en la visita a Gasteiz al monarca borbónico-franquista, quien acompañado de su Ministro de Adoctrinamiento (y de Iñigo Urkullu, quien debe haber estado ahí para recibir felicitaciones de Wert por su traición al euskera) se apersonó en la final del torneo de baloncesto que lleva su nombre (aunque usted no lo crea).

La nota que les presentamos, publicada en La Jornada, también hace referencia a la cacería de brujas en contra del militar y escritor Amadeo Martínez, caso al que le hemos estado dando seguimiento. Aquí la tienen:


Pide la fiscalía un año de cárcel a militar republicano acusado de injurias a la corona
Armando G. Tejeda
El rey Juan Carlos de España recibió sonoro abucheo y fue recibido con gritos de ¡fuera! y alusiones a la corrupción que impera en el sistema español, en la final de la Copa del Rey de Baloncesto que se celebró en Vitoria, capital del País Vasco, y se convirtió en un nuevo gesto de desagravio de la sociedad española ante la decadencia de la monarquía en el país por el cúmulo de escándalos.
Los miles de asistentes al partido entre los equipos de Barcelona y Valencia aprovecharon la presencia del monarca y del ministro de Educación, el ultraconservador José Ignacio Wert, para expresar su desaprobación por la corrupción que afecta al país desde hace unos años, y de manera grave a la casa real.
En medio el caso del yerno del monarca, Iñaki Urdangarin, a quien la semana pasada se le exigió una fianza de ocho millones de euros, la multitud no sólo gritó consignas contra la monarquía, también repudió la gestión del ministro español de Educación y del actual gobierno, encabezado por Mariano Rajoy.
El momento de la protesta se puede ver en el siguiente enlace de Internet.
Tras la rechifla y los gritos de corruptos y dimisión, gran parte de los asistentes gritaron uno de los lemas más coreados en las calles españolas en las últimas semanas: sanidad pública. Una muestra más de la preocupación que impera en la sociedad ante el proyecto de privatización de este servicio.
En las últimas apariciones públicas tanto de los monarcas españoles como de los príncipes Felipe y Letizia, han ocurrido episodios similares, ya sea con protestas en la calle, con gritos de desaprobación o con pancartas en las que no sólo expresan rechazo a la monarquía como institución, sino también hartazgo ante el aumento de los casos de corrupción que afectan de forma directa a la clase política, a la casa real y a algunos empresarios.
En este contexto, el coronel Amadeo Martínez Inglés, militar crítico con la figura del rey Juan Carlos y quien se define como republicano, es sometido a un proceso penal por el delito de injurias a la corona por la publicación de un artículo sobre el caso Urdangarin. El fiscal solicitó una pena de un año de prisión, lo que tendrá que decidir el juez.
Este militar español, quien hace unos años publicó un libro en el que vinculó al monarca con la preparación del golpe de Estado fallido del 23 de febrero de 1981, ahora arremetió contra el jefe del Estado español por su pasividad ante la corrupción que afecta a su familia. ¿Por qué callas ahora? ¿Por qué no hablas, y cuanto antes, a los españoles? Primero ¡faltaría más! de las andanzas presuntamente delictivas de tu deportivo yerno, ese caradura integral que se ha valido de su matrimonio y de la impunidad casi absoluta de que ha gozado hasta ahora la llamada familia real española para apropiarse de millones de euros del erario, sostenía en su texto, publicado en abril del año pasado en un periódico canario.


.
.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario