domingo, 27 de marzo de 2005

Udalbiltza : Aberri Eguna 2005

Esta declaración nos ha sido enviada por correo electrónico:

UDALBILTZA

DECLARACION para el ABERRI EGUNA 2005

"DANDO PASOS FIRMES"


Hoy, 27 de marzo, Euskal Herria celebra el Aberri Eguna. Desde 1931 en tal fecha, se celebra el día de Euskal Herria y el de toda la ciudadanía de Euskal Herria. A pesar del tiempo transcurrido, el año 1931 sigue siendo una referencia especial para nuestro Pueblo. No en vano, además del primer Aberri Eguna, en ese mismo año se produjo un acontecimiento que se transformaría en un hito de nuestra historia moderna: la Asamblea de Ayuntamientos de Lizarra.

Los municipios vascos han desempeñado un importante papel en la reivindicación de Euskal Herria. Evidentemente, la tradición municipalista no se inició ni terminó con la reunión mencionada pero el importante trabajo desarrollado en colaboración con la Sociedad de Estudios Vascos "Eusko Ikaskuntza" y las Diputaciones, a favor del reconocimiento de Euskal Herria durante los años veinte y treinta supuso un punto de inflexión. No obstante, éste no fue un hecho aislado. En los años 70 merece ser destacado el trabajo del movimiento de alcaldes para superar definitivamente el franquismo y recuperar la soberanía arrebatada. Asimismo, al otro lado de los pirineos resulta reseñable el importante impulso de los ayuntamientos de Lapurdi, Nafarroa Beherea y Zuberoa en la consecución de un departamento vasco durante los años 90. Finalmente, y en las postrimerías del siglo pasado, en el año 1999 encontramos el punto de inicio de la actual situación: la "Asamblea de Representantes Municipales". Esta asamblea, anticipándose al nacimiento de la primera institución nacional vasca de la era moderna convocó en 1999 un Aberri Eguna unitario bajo el lema "Nazio bat gara". Cinco meses más tarde, el 18 de septiembre de 1999 la Asamblea de Ayuntamientos y Electos Municipales de Euskal Herria, UDALBILTZA, nacía en el palacio Euskalduna de Bilbo.

Para Udalbiltza, siendo como es la única institución nacional de Euskal Herria, el Aberri Eguna es el día más significativo del año. Udalbiltza continuó su andadura por esta senda unitaria y el Aberri Eguna del 2003 sirvió para dar a conocer la propuesta de creación del Foro de Debate Nacional. Un año más tarde, se darían a conocer los primeros resultados prácticos del Foro de Debate, especialmente la propuesta para la reorganización de Udalbiltza secundada por cientos de cargos electos municipales. Este año 2005, hemos elegido como lema "Urrats sendoak ematen". Decimos dando pasos firmes refiriéndonos a Udalbiltza ya que poco a poco va recuperando el lugar que le corresponde: ha firmado acuerdos estratégicos con agentes como el Consejo de Desarrollo Nacional, Kontseilua, la Confederación de Ikastolas y Sortzen Ikas-batuaz y, desde sus limitaciones, va incidiendo cada vez con más fuerza en los temas de actualidad.

Desafortunadamente, la situación de nuestro Pueblo se halla lejos de ser una situación normalizada. Constituimos una nación sin estado, un pueblo que carece de soberanía. A raíz de siglos de sometimiento, las reivindicaciones nacionales de nuestro Pueblo suelen presentarse como demandas de un sector ideológico, y los derechos democráticos fundamentales recogidos por la legislación internacional se equiparan con los proyectos políticos partidistas.

Un año más, contemplamos con amargura cómo el protagonismo de los partidos vuelve a imponerse sobre la ciudadanía. Sin embargo, ¿qué otra cosa habíamos de esperar? La contienda electoral se encuentra al rojo vivo en una parte de Euskal Herria, y la universalidad del sufragio se halla en grave peligro. Es posible que no sea de nuestro agrado, pero éste es el reflejo de la realidad de nuestro Pueblo; no podemos ni debemos abstraernos de la realidad por la mera llegada del Aberri Eguna.

No obstante, en la medida en que se trata de una institución nacional, Udalbiltza no desistirá de sus responsabilidades. Al igual que hizo un llamamiento a presentarse como pueblo ante Europa, la institución nacional ha realizado un llamamiento a toda la ciudadanía vasca para que organice y celebre como pueblo el Aberri Eguna. Asimismo, ha querido hacer un llamamiento a tod@s l@s elect@s municipales de Euskal Herria para que el día del Aberri Eguna, a mediodía, organicen actos conjuntos ante los ayuntamientos, por encima de todas las dificultades, en la confianza de que constituya un nuevo paso en la reorganización de Udalbiltza. Del mismo modo, un año más, os queremos hacer extensivo este llamamiento para que desde las comunidades de la diáspora vasca organicéis actos inclusivos y conjuntos teniendo en cuenta todas las sensibilidades que existan en vuestras comunidades con el objetivo claro de avanzar hacia un nuevo escenario que tenga por horizonte la búsqueda de la paz en base a principios democráticos.

Además, el Aberri Eguna de este año cuenta con una peculiaridad: el Acuerdo Democrático Básico para la Resolución del Conflicto. Desde nuestro punto de vista, es un hecho que merece toda nuestra atención y es por ello que deseamos resaltar su importancia, ya que la rutina a menudo nos impide fijarnos en los movimientos de fondo. El hecho de que una treintena de agentes políticos, sociales y sindicales hayan suscrito un pacto para la resolución del conflicto es señal de que Euskal Herria avanza. En la medida en que Udalbiltza se siente parte de este proceso junto a múltiples agentes, mostramos nuestra satisfacción por el acuerdo alcanzado.

Desde su fundación, Udalbiltza se ha implicado plenamente en la construcción nacional, así como en la búsqueda de una solución democrática definitiva para el conflicto. Ha llevado a cabo una labor permanente en la realización de diagnósticos, en la puesta en marcha de iniciativas consideradas prioritarias y en el contraste con otros agentes. En este sentido, ya en el Aberri Eguna de 2003 subrayamos la necesidad de un foro de debate de nivel nacional, y en julio del mismo año dimos el primer impulso a Nazio Eztabaidagunea, el Foro de Debate Nacional.

Un año después, el Aberri Eguna de 2004, declaramos que nuestro sueño se había hecho realidad, manifestamos nuestro pleno acuerdo con las dos propuestas y los dos primeros resultados prácticos: en lo que se refiere a la construcción nacional, el Consejo de Desarrollo Nacional y en cuanto a la resolución del conflicto, la Comisión para impulsar la Resolución del Conflicto.

Ha pasado el tiempo, y en vísperas del Aberri Eguna 2005 nos hemos encontrado en un punto de partida realmente interesante para dar una solución democrática al conflicto político de siglos entre tres naciones del suroeste europeo; más aún teniendo en cuenta que nos encontramos ante un proceso incluyente y que contempla el derecho de la ciudadanía vasca a ser consultada en torno a su futuro. Tenemos la percepción de estar bien encaminados. En cualquier caso, en este momento de compromisos, además de mostrar su satisfacción, UDALBILTZA destaca su disposición a asumir los compromisos que le corresponden:

1.- Hace suyos los principios suscritos el 5 de marzo de 2005 por una treintena de agentes sociales, políticos y sindicales de Euskal Herria: el Acuerdo Democrático Básico para la Resolución del Conflicto.

2.- Manifiesta su voluntad de dotar de una dimensión nacional e institucional al proceso iniciado.

3.- En el ámbito internacional, dará continuidad a la colaboración con la ciudadanía vasca residente fuera de Euskal Herria y a la labor emprendida en la Conferencia Internacional por los Derechos de los Pueblos.

En Euskal Herria a 27 de marzo de 2005


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario