miércoles, 24 de septiembre de 2008

Manu Chao en México

Esta nota ha sido publicada en La Jornada de Oriente:

Estandarte de la antiglobalización, el músico Manu Chao llega a Puebla

Yadira Llaven

Creatividad desbordante, inquietud por conocer distintas formas de vivir la vida, compromiso con las injusticias, gran popularidad... éstos son cuatro rasgos de la personalidad de Manu Chao, una de las voces imprescindibles en el mundo del rock. Un músico que fue parte clave de uno de los grupos icónicos del mestizaje musical, Mano Negra, y que luego, con su carrera en solitario, ha logrado alcanzar un estatus de personaje conocido, respetado por su música y elegido por muchos, como uno de los estandartes de la lucha antiglobalización.

Nació en París, de padre gallego y madre vasca, pero reside desde hace tiempo en Barcelona. Es pata de perro y le gusta mezclarse con otros; se nutre de las calles y las culturas africanas, caribeñas y latinoamericanas, lo cual le ha permitido crear un particular sonido.

A dos años de distancia de su última visita a México, Chao y Radio Bemba Sound System están listos para hacer sentir su música en varias ciudades de nuestro país, y por vez primera llegarán a la Angelópolis el próximo 11 de octubre, como parte de la gira nacional “Tómbola”, confirmó el Auditorio Siglo XXI.

A diferencia de su último viaje a este país, cuando sólo se presentó en el zócalo capitalino, en esta ocasión Manu Chao recorrerá varias ciudades de México, como Monterrey, Guadalajara, Querétaro, el DF y Puebla, para dar a conocer su reciente trabajo discográfico La Radiolina (2007), del que se desprende el famoso corte La vida tómbola y Me llaman calle.

Chao canta en español, francés e inglés, cambiando de idioma a menudo en la misma canción. Aunque es uno de los artistas que más vende en el mundo, es relativamente poco conocido en los países de habla inglesa. Su propuesta fusiona el rock, chanson francesa, la salsa, el reggae y el ska, influencias que recibió de inmigrantes en Francia, de sus relaciones ibéricas, de sus recorridos en América con Mano Negra y vagando tras la disolución del grupo. Muchas de sus canciones son sobre el amor, la vida en los guetos y la inmigración, y llevan a menudo un mensaje de izquierda y liberación. El intérprete de Clandestino y Me gustas tú está comprometido con las causas de su tiempo. Ha colaborado con otras bandas cuando se le ha requerido con el fin de apoyar causas políticas. Se solidarizó con la causa zapatista del EZLN, en Chiapas, y ha incluido fragmentos de los discursos del Subcomandante Marcos en sus canciones. También se ha solidarizado con la causa de los okupas de Barcelona, con el pueblo saharaui, y ha visitado los campamentos de refugiados de Tindouf para hacerles llegar su música y mostrarles su apoyo.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario