martes, 26 de febrero de 2002

Jóvenes, Diálogo y Solución

Ahora que el fascismo español ha vuelto a enfilar sus baterías represivas en contra de la juventud vasca surge este llamado juvenil de acuerdo con esta nota publicada en La Jornada:

Diálogo, única vía para solucionar el conflicto vasco, dicen representantes juveniles de España

Critican a los principales actores políticos y a los medios de comunicación

Armando G. Tejeda

Madrid, 25 de febrero. Representantes del Consejo de la Juventud de España, que congrega a asociaciones de todas las comunidades autónomas del país, exigieron a los responsables políticos que asuman el diálogo como la vía para la resolución del histórico conflicto vasco.

A invitación expresa del Consejo de la Juventud de Euskadi, los miembros de la asociación nacional viajaron al País Vasco para conocer de primera mano cómo se vive en la región el conflicto.

En sus conclusiones señalaron que "existen muy diversas sensibilidades, a menudo encontradas, que conforman un complejo escenario con muchos matices, donde el sufrimiento y la crispación que el conflicto genera dificultan ver el horizonte de la solución".

Recalcaron que hay una necesidad urgente de diálogo, en un contexto de respeto a los derechos humanos, y destacaron la necesidad de que los partidos políticos escuchen a la sociedad civil y asuman su responsabilidad en la consecución de un objetivo común: la solución del conflicto vasco.

Las críticas de los jóvenes no sólo fueron destinadas a los principales actores políticos -el presidente español, José María Aznar, y el presidente del gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, entre otros-, sino también a los medios de comunicación, que, consideraron, "en vez de aportar, restan, desdibujando matices, polarizando entre buenos y malos y generando crispación cuando la sociedad vasca tiene ansias de paz".

A todo esto, Arnaldo Otegi, líder y vocero de Batasuna, considerada brazo político de ETA, desmintió la información publicada hoy por el diario El País, según la cual algunos alcaldes y concejales de la coalición no concurrirán a las elecciones municipales del próximo año en tanto la organización armada ETA no declare un alto el fuego.

El periódico sostuvo que los ediles concurrieron a los comicios en plena tregua de ETA, en 1999, pero que al haberse reanudado la violencia, el malestar ha crecido.

Para Otegi, la información publicada por El País "busca que se dé un paso más hacia la proscripción y el arrinconamiento de Batasuna", al tomar como excusa los últimos acontecimientos en torno a la dimisión de concejales que se han dado en diversos municipios vascos.

En rueda de prensa, Otegi reconoció que en la coalición abertzale hay "muchas sensibilidades", incluso personas "que no es que quieran una tregua, sino que no están absolutamente de acuerdo con la lucha armada de ETA".

Sin embargo, el gobierno vasco aseguró que muchos simpatizantes y militantes al de Batasuna están decepcionados desde que ETA suspendió su tregua, y subrayó que ello quedó evidenciado en los comicios de mayo pasado, en los que perdió más de 80 mil votantes.

También, en relación con el conflicto vasco, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, sostuvo en el primer discurso de la asamblea plenaria que lo relegirá en el cargo, que "no debe quedar duda en ninguno de nuestros fieles de que el terrorismo de ETA, como cualquier otro, es una grave inmoralidad, intrínsecamente perverso y reprobable, que no admite justificación ni colaboración alguna".

El cardenal propuso una educación cristiana que permita la creación de nuevas generaciones alejadas de las ideas terroristas, pero también afirmó que "existe un derecho a defenderse del terrorismo", usando siempre los medios legítimos conforme a la ley moral.

La víspera, el párroco de la iglesia del Buen Pastor de Victoria, Esteban Martínez, permitió que en su parroquia se iniciara una huelga de hambre de un grupo de jóvenes de la izquierda separatista vasca, que se unen al ayuno de más de 20 días que han mantenido en Pamplona 11 personas.

La protesta se inició por la proscripción de Segi-Haika-Jarrai, rama juvenil del llamado Movimiento de Liberación Nacional Vasco, que para el juez Baltasar Garzón forma parte de la estructura militar de ETA.

En breve, el juez Garzón tomará declaración y procesará por pertenencia a banda armada a 27 jóvenes vinculados con Segi-Haika-Jarrai, 13 de ellos en prisión desde hace 11 meses.

Asimismo, 13 presuntos miembros del comando Ekaitza de ETA, detenidos el jueves en Pamplona, Navarra, fueron encarcelados después de una orden del juez madrileño Guillermo Ruiz, para ser procesados por dos homicidios, dos intentos de asesinato, pertenencia a banda armada, terrorismo y posesión ilegal de armas y explosivos.


Para los que aún dudan de como el episcopado español ha apuntalado al régimen autoritario primero bajo Franco y ahora bajo Borbón, quedan ahí las declaraciones del tal Rouco Varela.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario