Un blog desde la diáspora y para la diáspora

viernes, 15 de febrero de 2002

Batasuna a Huelga de Hambre

Este artículo ha sido publicado en La Jornada:

Denuncian agresión constante contra Euskal Herria

Inician huelga de hambre miembros de la Mesa Nacional de Batasuna

ARMANDO G. TEJEDA | CORRESPONSAL

Madrid, 14 de febrero. Integrantes de la Mesa Nacional de la coalición nacionalista vasca Batasuna comenzaron hoy una huelga de hambre para denunciar el "acoso" contra el País Vasco, por parte de los estados español y francés, que concluirá el próxima sábado 16 cuando se realice una "manifestación nacional".

El ayuno fue iniciado 10 días después de que comenzaron una protesta similar 16 jóvenes de la organización Segi, la cual fue decretada ilegal por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón.

Una de las huelguistas, Leire González, de 21 años, tuvo que ser hospitalizada por una gripe que no le permitió seguir con el ayuno, si bien el resto de sus compañeros continúan con la protesta.

Los ayunantes de Segi sostienen que "las agresiones que viene padeciendo Euskal Herria tienen que plantearse como ataques a los derechos humanos que sufre este pueblo", entre los que señalan precisamente la reciente declaración de ilegalidad de Segi, antes Jarrai-Haika, a la que todos pertenecían.

Entre los integrantes de la Mesa Nacional de Batasuna que iniciaron un ayuno este jueves está Antton Morcillo, responsable de Política Internacional de la organización abertzale, quien dijo que la huelga de hambre se lleva a cabo en virtud de que "durante los anteriores años Euskal Herria ha padecido una agresión constante por parte de los Estados español y francés".

En otro asunto, unas 150 personas irrumpieron en el Congreso Jóvenes, Noche y Alcohol que analizó las nuevas medidas del gobierno conservador del presidente José María Aznar, que prohíben el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública y eleva la edad legal para su compra de 16 a 18 años.

El pasado martes, el ministro del Interior, Mariano Rajoy, anunció un anteproyecto de ley que pretende desterrar definitivamente el botellón, la popular costumbre de fin de semana, implementada tras la dictadura, de reunirse en la calle a beber. Además se prevén penas severas para quien viole las disposiciones.

El delegado del Plan Nacional sobre Drogas, Gonzalo Robles, consideró que las medidas son imprescindibles para atajar la espiral ascendente del alcoholismo en la juventud española, que afecta a 76 por ciento de la población de entre 14 y 18 años. Pero otros participantes en el Congreso dijeron que la medida es "restrictiva", y que la estrategia del gobierno sólo logrará agravar el problema.


Lo que sigue es que a Madrid le importarán poco estas muestras de dignidad y de desobediencia civil pacífica, de todos modos continuará con lo que sabe hacer mejor, violentar el panorama y reprimir a diestra y siniestra.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario