sábado, 14 de mayo de 2011

Pírrica Apoteosis del Franquismo Borbónico



Tuvimos la "grata" oportunidad de ver al genocida José María Aznar (cada muerto en Irak es directamente imputable a este siniestro personaje que actuó como comparsa de George W. Bush y Tony Blair antes y durante los primeros meses de la brutal invasión a ese país) en la pantalla de TVE decir que cuando retomen la presidencia del estado español los peperos solucionarán la crisis neoliberal en la que han metido a la Una Bajo Dios los del PSOE... y que también expulsarán a ETA de las instituciones. Lástima que el del bigotito rasurado no haya podido asistir a la manifestación convocada por las pseudo-ONGs que el franquismo borbónico utiliza para marear la perdiz a la ya de por sí mareada "comunidad internacional". Venga pues esta crónica del actillo cortesía de Kaosenlared:

Unos pocos miles de ultras de la extrema derecha española se manifiestan en Madrid contra la Paz en Euskal Herria

Kaos. Antifascismo

"Vota ETA, ahora puedes"  es el lema que presidía una gran pancarta colocada por la organización de esta concentración ultraderechista y antidemocrática junto al escenario principal de dicha opereta neofranquista, imitando el diseño utilizado por el PSOE en la campaña electoral.

Bajo esta frase se podía ver el dibujo de una  urna ensangrentada  en la que estaba siendo introducida una pistola. Sin duda, una pancarta esta con la que se cachondeaban de todos los ciudadanos demócratas, simbolizando el modo en que ellos/as tuvieron de entrar en la vida política de la supuesta democracia española, sin necesidad alguna de cortar con el franquismo y sus cientos de miles de muertos, pese a ser la misma escoria.  

Por si quedaba alguna duda de la naturaleza fascistoide de esta concentración, Alcaraz, siniestro personaje, amigo personal y camarada ideológico de Inestrillas, que dirige la organización de extrema derecha convocante del acto, ha definido a ETA como un proyecto de "extrema izquierda" junto al que el Gobierno quiere "romper España". Casi nada.

Vamos, en realidad, lo de siempre: esos rojos y separatistas que quieren romper la gloriosa España, y con los que hay que acabar a toda costa, si hace falta volviendo a sacar los tanques a las calles, y abrillantando las tapias de los cementarios para que la sangre de los fusilados quede bien bonita. Ahora, eso de decir que el PSOE es de extrema izquierda, bien merece un profundo estudio psicológico. ¿Y Carrillo no está metido en el ajo de esta conspiración Rojo-separatista para acabar con España, señor Alcaraz? Vaya, se le ha debido olvidar vincular la legalización de Bildu con Paracuellos. Pero no se preocupe, ya lo hará por usted su amigo Pio Moa en cualquier momento.

La convocatoria facistoide, como no podía ser de otra manera, ha contado con la participación de las diferentes asociaciones y colectivos de víctimas de extrema derecha, es decir, con los mismos de siempre (AVT, Dignidad y justicia, etc.), aunque esta vez con un seguidismo ciudadano prácticamente inexistente, pese a los autobuses gratis y los bocadillos regalados, parar traer gentes de toda España. No han llegado a los 3000. Buena noticia para los demócratas.

Por supuesto, en la manifestación no han faltado tampoco las más representativas asociaciones de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, esas mismas que luego redactan los informes policiales que los jueces conservadores del Supremo toman como palabra de Dios, y sirven para ilegalizar partidos políticos democráticos y opuestos al uso de toda violencia. Raro, eso sí, que no se hayan visto por ahí los nueve famosos jueces del Supremo. No será, también con seguridad, por falta de ganas de los susodichos, pero algo de apariencias hay que guardar, claro.

La Federación autonómica de víctimas, por su parte, tal y como anunció esta misma semana, prefirió no ser partípice de este acto político de extrema derecha, que nada tiene que ver con la defensa de los intereses de las víctimas, y sí mucho con intereses políticos reaccionarios, cuya única finalidad es hacer política ultra y antidemocrática.

El PP, principal partido de la extrema derecha española, ha estado representado por su sector más descaradamente franquista, entre ellos Jaime Mayor Oreja, quien tan plácidamente vivía bajo el régimen de Franco, y quien siempre se ha negado, en consciencia, a condenar dicho régimen fascista que tantos cientos de miles de muertos causó.

Ahora a esperar al 22 de Mayo, y a darnos la satisfacción de ver como Bildu supera, y en mucho, el apoyo político que esta panda de neofranquistas tendrán en Euskal Herria. Esa será la mejor respuesta a esta manifestación contra la democracia y la paz en Euskal Herria.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario