jueves, 30 de diciembre de 2010

"Egin Dezagun Urratsa"

El 2011 iniciará con la sociedad vasca volcada a la defensa de sus derechos, especialmente de la defensa de los derechos de los presos políticos como nos indica esta nota publicada en Gara:

ELA y la izquierda abertzale dan su apoyo a la manifestación del día 8

ELA se sumó oficialmente ayer a la manifestación convocada por Etxerat en Bilbo el próximo sábado día 8 bajo el lema «Egin dezagun urratsa». El sindicato se une así a las voces que reclaman el «respeto de los derechos de todas las personas presas». La izquierda abertzale plasmó su apoyo a la iniciativa durante una concentración en la cárcel de Basauri, donde están encerrados varios presos enfermos.

Aritz Intxusta |

ELA manifestó ayer que «es necesario acabar con la política de dispersión y aislamiento» y, en consecuencia, ha decidido respaldar la marcha del día 8 de enero en Bilbo. También la izquierda abertzale, que se concentró ayer frente a la cárcel de Basauri, quiso remarcar la importancia de la manifestación convocada por Etxerat y señaló que el final de la política de dispersión supondría un paso adelante para la solución del conflicto en Euskal Herria.

El sindicato ELA fijó su posición oficial ante la marcha de Bilbo en un comunicado en el que exigió «el respeto a los derechos de todas las personas presas» y en el que también llamó también a sumarse a las iniciativas que se realicen hoy en busca de conseguir ese objetivo. Además, el comunicado emplaza al Estado a que «deje sin efecto aquellas medidas que mantienen presas a personas que han cumplido sus condenas o padecen graves enfermedades».

Precisamente, en la cárcel de Basauri se encuentran tres presos políticos gravemente enfermos: Juan Pablo Dieguez, José Ramón Foruria y Jon Agirre. Frente a esa prisión tuvo lugar ayer una concentración convocada por la izquierda abertzale para «manifestar su solidaridad con todos los presos y sus familias, en especial aquellos que se encuentran enfermos».

En esa concentración se encontraba Miren Legorburu, quien consideró que el papel de los presos es «imprescindible» para que el actual proceso abierto en Euskal Herria llegue a buen término y añadió que el respeto a los derechos de los encarcelados resulta absolutamente necesario. Asimismo, apuntó que la izquierda abertzale quiere agradecer al Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) su último comunicado, que valora como una «muestra su voluntad de tomar parte activa».

En este contexto, Legorburu realzó la importancia que tiene la manifestación nacional de Bilbo de cara a lograr que se eliminen definitivamente «la dispersión, las palizas, las amenazas y la humillación».

Más adhesiones en Nafarroa

Además, diversos colectivos y personas, a título personal, se dieron cita ayer a mediodía en la Plaza del Castillo de Iruñea para escenificar su apoyo a la marcha de Bilbo. Aunque el plazo de recogida de apoyos sigue abierto a través de internet y se esperan nuevas adhesiones, la iniciativa de Etxerat ha conseguido ya un número considerable de respaldos en Nafarroa.

Entre los colectivos navarros que ya se suman a esta movilización están Sasoia, la fundación Orreaga, Emakume Internazionalistak, Sortzen, Ahaz- tuak, KEM-MOC e Indar Gorri. También se unen entidades de carácter local como gazte asanbladas de Iruñerria, Leitzaldea o Altsasu, así como sociedades de Arbizu y Agoitz.

Además, han anunciado su presencia en Bilbo decenas de profesionales navarros de distintas áreas como la cultura, el deporte, la educación o el euskara, así como periodistas de varios medios de comunicación.

Más adhesiones

Cada día se recogen nuevas adhesiones a la marcha del día 8 de enero en bilbo a través de la página de «Egin dezagun urratsa». Los apoyos pueden hacerse como colectivo o a título personal.

Comunicado

En nombre de la izquierda abertzale, Legorburu agradeció el último comunicado del EPPK, ya que considera que muestra la voluntad del Colectivo de tomar parte activa en el proceso abierto en Euskal Herria.

Mikel Negrete y José Ramón Arano recuperan su libertad tras cumplir condena

Los ciudadanos vascos Mikel Negrete y José Ramón Arano salieron ayer libres tras cumplir su condena por varias cárceles del Estado francés. Negrete y Arano fueron detenidos en una operación desarrollada en Ipar Euskal Herria por la Policía francesa el día 3 de octubre de 2004. Posteriormente serían juzgados en París, junto con otros ciudadanos vascos. En ese proceso judicial, los tribunales les impusieron sendas condenas de ocho años de cárcel. Desde entonces, los dos han permanecido a cientos de kilómetros de sus localidades natales. Negrete cumplió condena en las prisiones de Chateauroux, Pau y Fleury. Por su parte, Arano estuvo encerrado en los penales de Fleury y Tarbes. Desde ayer, los dos ciudadanos vascos pueden ya regresar a Lapurdi. Negrete es de Baiona y Arano, de Beskoitze.

Por otra parte, hubo muestras de apoyo a los presos, preludio de las decenas de movilizaciones convocadas hoy. En concreto, la encartelada de Burlata congregó a 97 personas, la de Iturrama a 70 y la de Ermua, a 32. En Donibane, vestidos de caseros, se reunieron 87.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario