jueves, 30 de diciembre de 2010

Así lo Vieron en Catalunya

Mucho se está escribiendo acerca del encuentro entre la oncena de Euskal Herria y su contraparte de Venezuela, pero nos faltaba retratar aquí la forma en que se vieron las cosas desde la hermana Catalunya donde su propio combinado se había medido con Honduras un día antes. Aquí tiene la radiografía vía El Confidencial:

De la solidez de la selección Vasca a la "inocentada" de la Catalana

Víctor García

Cada año son las federaciones que más empeño ponen en celebrar un partido amistoso en Navidades. La Catalana y la Vasca son conscientes del ‘tirón nacionalista’ que existe en su comunidad autónoma, respectivamente. Una manera de recaudar fondos que en otras regiones no existe. Sin embargo -y a pesar de la tradición de ambas-, la del País Vasco posee un atractivo mayor que la de Cataluña. Su selección es más potente porque tiene más poder de convocatoria. La alineación de la ‘Selecció’ frente a Honduras era descafeinada y contrastaba con la Vasca, a la que acudió hasta la estrella con el permiso del Real Madrid Xabi Alonso, a quien parte de la afición pitó durante el transcurso del encuentro.

Este miércoles, en un artículo de opinión escrito en la prensa catalana, se tildó al partido como una auténtica "inocentada" por jugarse en 28 de diciembre, cobrar 25 euros por la entrada más barata, elegir a un rival de ese calibre y jugarse en el "inhóspito" estadio de Montjuic. Está claro que, en esta ocasión, los dirigentes de la Federación no han sabido gestionar correctamente a los aficionados con 'sentimiento catalán' (o de Honduras).

El verde de la camiseta vasca atrae a más aficionados que la señera catalana. De los 20.000 que se dieron cita en Montjuic a los 40.000 que llenaron San Mamés. La Ciudad Condal vivió un choque hace un año que enfrentó a la Catalana con Argentina y congregó a 53.000 espectadores. La importancia del rival alimentó el entusiasmo en la afición pero no llegó a calar. ¿Dónde estaban los 33.000 que faltan?.

Orgullo vasco

En Bilbao había ganas de ver a la ‘tricolor’ después de dos años de ausencia, en un partido que venció por 3 a 1 ante Venezuela. Parece que este equipo no depende del rival, la afición y los jugadores no faltan a la cita. No se echó de menos a nadie, excepto a Aritz Aduriz, quien no consiguió convencer al técnico vasco Unai Emery para dejarle jugar. Estuvo incluso Amorebieta, que bien podría haberse puesto la camiseta vinotinto.

La imagen sólida que desprende la selección vasca choca frontalmente con la catalana. En Barcelona, además de fragmentarse la propia Federación con la dimisión de hasta 15 directivos, Mauricio Pochettino ha cargado contra el seleccionador, Johan Cruyff, porque incumplió la promesa de sacar a sus futbolistas sólo 45 minutos. “Verdú y Vïctor Ruiz jugaron todo el partido”, aseguró enfadado el entrenador argentino este miércoles.

Además, si el combinado vasco puede afirmar que sobre el césped de San Mamés estaba prácticamente su once de gala, el catalán no. Figuras como Xavi o Piqué no aparecieron por el antiguo estadio del Espanyol. Por si fuera poco, la participación de Puyol no fue nada positiva, pues se produjo una rotura fibrilar que le tendrá de baja entre siete y diez días.

Parte de la directiva de su federación ha 'pagado' la imagen que transmiten. La mitad de su junta ha dimitido porque no sienten que la labor realizada esté a la altura de la ‘Selecció’. No comparten las mismas ideas y han provocado que deban convocarse unas elecciones anticipadas. El 4-0 a un rival de la entidad de Honduras (sólo desplazó a seis mundialistas) ha sido lo de menos.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario