domingo, 27 de septiembre de 2009

Ahaztuak: Hablan Los Fusilados

En el blog de Ahatzuak 1936-1977 han publicado la reseña del libro "Como mueren los vascos", aquí tienen una parte:


"Vamos, yo les enseñaré, al igual que quienes me han precedido, cómo mueren los vascos". Antes de partir hacia el lugar de fusilamiento, el 8 de enero de 1938, Ángel Madariaga González abrazó a sus compañeros de celda y dirigió estas palabras a sus guardianes. El mensaje era claro. Firmeza ante el trágico final ya sabido y convicción hacia el motivo que le había provocado ese final, hacia sus ideales. "Sólo lamento el haberme entregado confiando en su palabra de que se nos respetarían las vidas", había respondido semanas antes -en alusión al Pacto de Santoña no respetado-, en sus alegaciones frente al Consejo de Guerra que le sentenció en Bilbao. Por lo demás, arrepentimiento ninguno. Más bien, lo contrario. "Un abrazo para todos, ahora que muero por nuestra causa. ¡Gora Euzkadi Azkatuta!", escribió en su última carta, que tituló Antesala de la muerte , el mismo día de su ejecución.

Desde entonces han pasado ya 71 años pero, sin embargo, el significado de sus palabras no ha cambiado. Si cabe, cobra incluso más fuerza porque ayuda a comprender, desde la distancia, lo que pasaba por la cabeza de quienes afrontaban en plena Guerra Civil su paseo hasta el paredón de turno. De quienes, en este caso por haber luchado con el bando republicano-nacionalista o por haber sido vinculado a él, ya conocían que su destino era acabar en pocos días con unas cuantas balas franquistas encima y un tiro de gracia, por si acaso.


Para leer el resto de la reseña favor de seguir este enlace. Y recuerden, los españoles (y hasta cierto punto los franceses) desean que la comunidad internacional nunca se entere de estos testimonios.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario