martes, 7 de septiembre de 2004

Pactan Ruta de Escape Para Aznar

Pues los dos partidos "grandes" de España han decidido entre ellos no hacer comparecer a Aznar en el asunto de los ataques del 11 de marzo.

O sea que al fascista chaparrón le van a salir barato los excesos y desmanes de antes y despues de la matanza de Atocha.

Y es que si el PP se negocio con el PSOE lo de las GAL, pues entonces es momento de que lo socialistas le repaguen el favor a los franquistas.

Pero algo me dice que los de Rodríguez Zapatero se van a arrepentir del favorsito.

Esta es la nota que aparece hoy en La Jornada:

México D.F. Martes 7 de septiembre de 2004

Partidos minoritarios de España investigarán si hubo un pacto entre ambos

PP y PSOE no pedirán la presencia de Aznar ante comisión que investiga el 11-M

No se dará carpetazo a la indagatoria de los atentados, asegura Rodríguez Zapatero

ARMANDO G. TEJEDA CORRESPONSAL

Madrid, 6 de septiembre. Los dos partidos mayoritarios, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE, en el poder) y el opositor Partido Popular (PP), anunciaron hoy que no respaldarán la petición de la comparecencia del ex presidente del gobierno, José María Aznar, ante la comisión que investiga los atentados que el 11 de marzo sacudieron esta capital, exigida por el resto de los grupos parlamentarios.

La decisión, adoptada a pesar de que Aznar (en el poder de 1996 a 2004) estuvo al frente de la crisis y que, por tanto, su declaración podría ser "crucial" para las conclusiones de la comisión, confirmó la denuncia formulada por Izquierda Unida (IU) en el sentido de que ambos partidos negociaban un acuerdo para concluir la actuación de la comisión, aun cuando falaznar_espanatan muchos hechos por aclarar.

Rodríguez Zapatero prometió la noche del pasado 14 de marzo, durante su primer discurso público como presidente electo del gobierno, que se conocería toda la información de los atentados contra cuatro trenes suburbanos que dejaron 192 muertos.

Al ser interrogado hoy sobre el futuro de la comisión y la no comparecencia de Aznar, Rodríguez Zapatero señaló que "lo esencial ya se conoce, pero el PSOE no se opondrá a que la comisión continúe trabajando si el PP quiere seguir. No vamos a dar portazo a nada".

El secretario y vocero de los socialistas, José Blanco, justificó su postura en que no son partidarios de "que las comisiones deban servir para fomentar el espectáculo, por lo que si el actual líder del PP, (Mariano Rajoy), cree que la comparecencia de Aznar no aportaría nada, sería mejor no solicitarla".

Rajoy explicó que a pesar de que Aznar está "a disposición" del Congreso, "probablemente tiene menos que aportar que quien era ministro del Interior, Angel Acebes", al insistir que el anterior gobierno derechista "no mintió".

El acuerdo se logró un día antes de que vuelva a reunirse la comisión del 11-M, y aunque será este martes cuando se tome la decisión definitiva, ninguno de los dos partidos está dispuesto a llamar a declarar a Aznar, a pesar del deseo de la izquierda.

De tal manera, ni socialistas ni populares respaldarán la petición de los partidos minoritarios formulada por IU de la importancia que tenía la comparecencia de Aznar para despejar la incógnita sobre si era posible haber evitado los atentados que el gobierno anterior atribuyó inicialmente al grupo armado vasco ETA, y que a la postre se responsabilizó de ellos a grupos extremistas vinculados a Al Qaeda.

La postura de ambas formaciones no sorprendió al resto de los grupos parlamentarios, una vez que en julio pasado denunciaron un supuesto pacto en la sombra entre el PSOE y el PP para impedir que Aznar fuera interrogado y que respondiera sobre su polémica actuación en aquellos días.

Los grupos minoritarios -Izquierda Unida, Esquerra Republicana de Cataluña, Convergencia i Unio, Partido Nacionalista Vasco y Grupo Mixto- anunciaron que si se confirma la existencia de "un pacto" entre PP y PSOE podrían forzar una votación para ponerlos en evidencia ante la opinión pública y el Congreso.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, acusó al PP y al PSOE de "dedicarse a jugar, mirarse de reojo, y ver quién paga la factura de la comparecencia del ex presidente del gobierno".

Llamazares consideró que la presencia de Aznar ante la comisión es muy importante para determinar la responsabilidad del gobierno saliente en los sucesos, en especial si éstos pudieron haberse evitado.

Por lo pronto, trascendió que el PSOE elaboró un documento de 120 páginas con sus propuestas de conclusión sobre los trabajos de la comisión de investigación del 11/M en el que censura la gestión informativa desarrollada por el gobierno de Aznar desde el día de los atentados hasta el 14 de marzo y los fallos en la prevención, pero sin hacerle responsable de la matanza.

Los atentados de Madrid ocurrieron a sólo tres días de las elecciones generales que pusieron fin a la "era Aznar", que en los cuatro últimos años de mayoría absoluta se caracterizó por la ausencia de diálogo y un viraje radical en la política exterior de España, al asumir como prioridad las relaciones con Estados Unidos y apoyar la política bélica de George W. Bush en Irak.

El PP y el entonces gobierno insistieron en los días previos a los comicios y desde todos los medios de información a su alcance en la versión de que ETA estuvo detrás de los atentados y llegó incluso a tildar de "miserables" a quienes cuestionaran esta hipótesis, que posteriormente fue desechada al constatarse que detrás de los ataques estaban grupos fundamentalistas islámicos.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario