sábado, 27 de agosto de 2005

Reacciones de la "Prensa"

Una vez más Maite Soroa nos deleita al poner a varios "periódicos" y sus reporteros "estrella" bajo un reflector que nos permite verlos en toda su podredumbre ética.

Aquí tienen el escrito que apareció en Gara:

Maite Soroa

¿Quién organiza el follón?


Era de prever la reacción furibunda de la fachenda periodística ante la celebración de una manifestación no prohibida ­el matiz es importante­ de la izquierda abertzale en Bilbo. Y como era previsible, casi nadie se salió del guión. Los de “El Correo Español” y “El Diario Vasco” evitaron pronunciarse editorialmente ­lo harán próximamente­ y el resto se lanzó a degüello.

Su primo-hermano, “Abc” dedicaba el editorial principal al asunto bajo el título:«Batasuna, impunidad consentida». El tono, se lo pueden imaginar, y la conclusión era la que sigue:«Si las calles están tomadas por los meritorios de ETA, si la fuerza decisiva en el Parlamento vasco es ETA, si el Gobierno nacionalista de Vitoria se apoya en los escaños de ETA y si la única posibilidad de que la ignota apuesta personal de Zapatero pueda algún día realizarse está en manos de ETA y no de las FSE, es evidente que el Estado está perdiendo terreno frente al terrorismo».

Los de “El Mundo” lamentaban también que la gente pueda salir a la calle a expresar sus ideas y pedía ­otra vez más­ leña al mono: «A la ciudadanía le queda la sensación de que Batasuna puede llevar a cabo impunemente en Bilbao lo que no le está permitido en Navarra. El Gobierno debe garantizar por ello el respeto a la ley en todas las comunidades autónomas recurriendo decisiones como la de Balza ante los tribunales». ¡Jopé con los demócratas-de-toda-la-vida!

En “La Razón”, Luis María Ansón se ponía en plan fíunebre:«Arriados los pantalones para favorecer el trato, todo está dispuesto para un otoño negociador en el que la dignidad de la nación española se hará humo entre el acoso terrorista y el palmear de los medios adictos». ¡Olé, olé!

Y la más aguda de todas, la más fina analista, otra vez, Carmen Gurruchaga:«El consentimiento para la acción de protesta de Bilbao tiene la apariencia de ser una cesión en toda regla a las exigencias de la izquierda abertzale. Si el PNV quiere que este grupo se siente en una mesa, debe abstenerse de cometer acciones que distancien a los dos partidos. Para ello evitará que la capital vizcaina termine siendo un campo de batalla, como sucedió en San Sebastián. Por eso, dos semanas después, las autoridades vascas optan por la tranquilidad frente a otra posible escaramuza». Lo dice bien claro, los que provocan el conflicto son los que prohíben, no los que se manifiestan. ¿Querría decir eso? Seguramente no, pero lo dice. -

msoroa@gara.net


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario