martes, 26 de marzo de 2019

Ético Ejercicio de Memoria

En su momento, Alejandro Solalinde calificó de criollos eurocentristas a los seguidores con los que el EZLN cuenta por distintos rincones de México.

Esos mismos mexicanos de fenotipo europeo no dudaron en apresurarse a descalificar la solicitud hecha a la Corona Española y al Vaticano para ofrecer disculpas por los horrendos desmanes llevados a cabo en el continente americano durante la conquista y la colonia.

Para desmayo de los Groupies del Sup, sus críticas además de apresuradas han resultado infundadas pues es ahora obvio que la solicitud de llevar a cabo un ejercicio de memoria histórica no se fundamentaba en un mero capricho - ocurrencia le llamarían los militantes del PRI y del PAN - sino a un profundo entendimiento no solo de lo sucedido hace 500 años sino de la percepción distorsionada que se tiene de los hechos hasta el día de hoy.

Dicho lo anterior, les dejamos con este artículo publicado en el portal de Contralínea:


El presidente de la República pedirá perdón, a nombre del Estado mexicano, a los pueblos indígenas por las masacres y el exterminio cometidos en su contra.

Zósimo Camacho

“En representación del Estado mexicano voy a pedir perdón a los yaquis, por el exterminio; a las comunidades mayas, por la persecución; a los migrantes chinos, que fueron reprimidos y asesinados en el Porfiriato y la Revolución”, anunció López Obrador en la conferencia de prensa de esta mañana. Aseguró que lo que busca es “la reconciliación, independientemente de la postura que se tenga” ante la historia.

El titular del Poder Ejecutivo señaló que sólo de esta manera se pueden conmemorar los 500 años de la caída de Tenochtitlán (con lo que inició la época de la Colonia) y los 200 años de la consumación de la Independencia.

Dijo que precisamente en este marco fue que envió sendas cartas al rey de España, Felipe Sexto, y al papa Francisco, cabeza la Iglesia Católica que entonces avaló la Conquista y luego excomulgó a quienes iniciaron la Independencia de México. En las misivas, el Estado mexicano solicita al Estado español y al Estado vaticano se disculpen por los hechos cometidos hace 5 siglos.

López Obrador aclaró que su gobierno no ha hecho públicas las cartas por respeto tanto a España como a El Vaticano. “No dimos a conocer las cartas por respeto a que ellos tuvieran el tiempo de revisarlas de analizarlas y darnos una respuesta”.

Justificó la polémica desatada, porque “nos hace recordar, avivar, nuestra memoria histórica”. Caso contrario, “en el periodo neoliberal no querían ni siquiera que reconociéramos nuestra historia; hasta negaban los pasajes históricos más importantes”.

Explicó que su gobierno busca comenzar una etapa nueva de reconciliación, de hermandad. “Si pensamos que no hay que disculparnos; que no hay que pedir perdón; que todo fue fortuito, normal; que no hubieron violaciones a lo que ahora conocemos como derechos humanos, pues todo eso es algo que debe analizarse”.

Agregó que el afán no es de confrontación o encono. “Vamos a conmemorar 500 años de la toma de Tenochtitlán y 200 años de la consumación de la Independencia. Cómo vamos a actuar. ¿Vamos a celebrar? Por qué no primero nos ponemos al corriente, hacemos una revisión y, sin pedir nada a cambio más que el perdón, nos reconciliamos”.

Consideró que no está solicitando algo imposible. “Dicho sea de paso, eso ya se ha hecho”. Ejemplificó con el caso de Bolivia.

También aseguró que no se generará ningún tipo de confrontación con el gobierno de España “ni con ningún otro”.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario