viernes, 3 de marzo de 2017

A Casa, Izar y Sara Deben Ir a Casa

Reprobamos terminantemente la campaña de odio que se ha generado desde ATA en contra de Sara Majarenas tras conocerse los detalles del dictamen del juez que las está remitiendo a una casa de acogida en Madrid.

La amnistía nunca, NUNCA, ha estado fuera de la estrategia de la izquierda abertzale. Los de ATA, en su absurda obsesión por llamar la atención han cruzado una línea que ningún ser humano decente puede cruzar.

Izar necesita estar junto a su madre, Sara ha enfrentado dignamente todo el castigo que Madrid le ha impuesto, la decisión ha sido humana, simplemente humana, desgarradoramente humana, bellamente humana.

En ese sentido, les compartimos esta nota publicada en la página de Etxerat:


Nos alegramos por el hecho de que Sara Majarenas y su hija Izar puedan seguir estando juntas.

Esta decisión no es, sin embargo, la que desde la asociación Etxerat hemos defendido desde parámetros de derechos humanos. A nuestro entender, Sara y su hija Izar deben estar cuanto antes en su casa, libres y para conseguir que esto sea realidad vamos a seguir trabajando con ahínco.

En ese sentido, queremos hacer mención a la manifestación celebrada ayer en Donostia bajo el lema “Sara, con Izar, a casa” y en la que participaron más de 5.000 personas. Estamos seguros de que la sociedad vasca va a ser capaz de lograr que se garanticen los derechos humanos de todas las personas por encima de la estrategia basada en el odio que aplica el Gobierno español.

Queremos trasladar, una vez más, nuestro apoyo, el abrazo más cálido y toda la solidaridad a Sara Majarenas, su hija Izar y al resto de familiares y amigos. Como familiares de presas y exiliadas políticas vascos, sabemos que, precisamente por su condición de presos y de exiliados, el sufrimiento añadido del alejamiento y la dispersión, agrava cualquier situación.






°